Lo que debes saber acerca de la parálisis facial o «parálisis de Bell»

¿QUÉ ES?

Se trata de una pérdida total o parcial del movimiento de los músculos en un lado de la cara, así como de la perdida de sensibilidad en el lugar afectado. Esta anomalía se da, debido a que el nervio facial, el cual está constituido de numerosas fibras encargadas de mandar señales de sensibilidad, movimiento y hasta de sabores, sufre una inflamación y deja de funcionar normalmente causando inmovilidad en una región de la cara.

CAUSAS:

La parálisis se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años o menores de 13 años, por razones muy variadas y a veces desconocidas. Con mayor frecuencia se produce como consecuencia de infecciones o traumatismos. Entre estas están: infección llamada Herpes zóster, infección del oído medio, traumatismos y tumores intracraneales. Sin embargo, esta anomalía se puede presentar en personas de cualquier edad y por razones más sencillas y comunes como el alto nivel de estrés, agotamiento, tensión, falta de vitamina B12 o debilidad del sistema inmunológico.
En el caso de ser causada por infecciones o traumatismos es difícil evitar o prever la aparición de la parálisis, no obstante, si se puede evitar presentar una parálisis por causa del estrés y la tensión, por esto es importante mantener un nivel de estrés lo más bajo y controlado posible.

SINTOMATOLOGÍA:

Los síntomas no siempre se presentan todos, ni al mismo tiempo, ni con la misma intensidad, esto depende de cada cuerpo y del grado en que el nervio haya sido afectado.
Entre los síntomas más comunes están:
• Pérdida de la movilidad voluntaria de los músculos en una parte de la cara
• Dificultad o imposibilidad para cerrar el ojo del lado afectado
• Descolgamiento de la cara, ya sea del párpado o de la boca en la mitad del lado afectado
• Dificultad de expresión, problemas para sonreír y hacer las expresiones faciales que suele hacer.
• Pérdida del sentido del gusto
• Dificultad para comer o beber
• Debilidad en los músculos de la cara
• Dolor de oído
• Sensibilidad al sonido

 

¿CÓMO TRATARLO?

En Adriana Navarrete fisioterapia tratamos este desorden con una terapia muy completa para una pronta recuperación. El tiempo que toma el procedimiento de recuperación total es muy relativo debido a que hay muchos factores que intervienen en este proceso como, la severidad de la lesión y la disciplina del paciente para realizar los planes caseros y asistir a las terapias. A lo largo del tiempo de recuperación llevamos a cabo terapias con distintas técnicas para estimular tanto el movimiento muscular como la sensibilidad facial y así recuperar el funcionamiento normal del nervio facial y de los músculos. Entre las técnicas que usamos están: Terapia de contraste con frío y calor para mejorar la circulación y ayudar a recuperar la sensibilidad; electroterapia, para estimular los músculos y sus movimientos motores, y otras tales como masajes, masajes con vibración, cepilleo, golpeteo y aplicación de hielo. Así mismo se le indica al paciente realizar distintas tareas en las cuales se incluyen ejercicios activos y activos asistidos.

 

 
Finalmente, es importante recalcar que aunque en el momento que se presente esta anomalía, puede causar mucho miedo, este es un desorden que con un buen tratamiento se puede solucionar en un periodo de tiempo no muy largo y sin dejar secuelas, por consiguiente, en caso de que aparezcan los síntomas que alerten la probabilidad de estar presentando este problema, es importante acudir al médico cuanto antes para ser valorado y comenzar el tratamiento lo más rápido posible puesto que el tiempo de la recuperación y la probabilidad de quedar con secuelas disminuye cuánto más rápido se empiece el proceso de recuperación.

 

Te invitamos a conocer más sobre este tema, si desea más información o tiene inquietudes no dudes en contactarnos, estamos atentos a servirte.

Contacto

También te puede interesar… 

¿ Que es la propiocepción? y ¿ Cómo puedo mejorar la propiocepción?