Qué saber sobre el síndrome del túnel carpiano?

El síndrome del túnel carpiano (STC) es una condición donde hay un aumento de presión sobre el nervio mediano en la muñeca.

El nervio mediano controla los músculos y la sensibilidad en la mano. La presión puede ser causada por uso excesivo e hinchazón de los ligamentos en la muñeca.

Ejercicios pueden ayudar a disminuir los síntomas de la STC, tales como el dolor, entumecimiento u hormigueo.

¿Qué ejercicios puedo hacer?

• Extensiones de los dedos:

Junte el pulgar y el resto de sus dedos. Manténgalos rectos. Coloque una goma elástica alrededor de los dedos y pulgar. Separe los dedos y luego júntelos lentamente sin permitir que la goma elástica se caiga. Repita lo mismo 40 veces.

•Estiramiento del flexor de la muñeca:

Mantenga el brazo recto. Agarre los mismos dedos con la otra mano y lentamente doble los dedos hacia atrás (con la palma hacia fuera) hasta que sienta un estiramiento en la muñeca. Sostenga por 10 segundos. Repita lo mismo 5 veces.

•Estiramiento del extensor de la muñeca:

Mantenga el brazo recto. Agarre los mismos dedos con la otra mano y lentamente doble los dedos y la mano hacia abajo (con la palma hacia usted) hasta que siente el estiramiento encima de la mano. Sostenga por 10 segundos. Repita lo mismo 5 veces.

•Rotación de la muñeca sin usar pesas:

Siéntese en una silla con su antebrazo apoyado sobre su muslo o sobre una mesa. Con la palma de su mano hacia abajo, doble su muñeca 3 pulgadas hacia arriba y luego bájela lentamente. Voltee el antebrazo y repita con la palma hacia arriba. Haga cada ejercicio 20 veces.

•Encogimiento de hombros:

Párese con sus brazos a sus lados. Levante sus hombros hacia sus orejas y sosténgalos durante 1 segundo. Luego mueva sus hombros hacia atrás, como si fuera a juntar los omóplatos. Sostenga esta posición durante 1 segundo y luego relaje los hombros. Repita lo mismo 20 veces.

ACUERDOS SOBRE SU CUIDADO:

Usted tiene el derecho de participar en la planificación de su cuidado. Aprenda todo lo que pueda sobre su condición y como darle tratamiento. Discuta con sus médicos sus opciones de tratamiento para juntos decidir el cuidado que usted quiere recibir. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.